Botox capilar fibras más saludables con menos volumen y frizz


Botox capilar y plástica del cabelloEl botox dejó de ser simplemente un tratamiento estético y pasó también a ser usado en los salones de belleza mediante una versión capilar, técnica de recuperación que actúa directamente en la estructura de las fibras capilares dejándolas hidratadas, sin volumen y con un aspecto saludable.
La versión capilar del botox llegó a las peluquerías para quedarse. El nuevo procedimiento de belleza tiene como objetivo reponer la masa de las fibras capilares y es indicado para todos los tipos de cabellos.

El tratamiento no usa toxina botulínica
A pesar de llevar el nombre, el tratamiento fue llamado así por obtener resultados parecidos al procedimiento estético facial. El producto que es específico para el uso del cabello da aspecto más joven al pelo al asegurar y cubrir las arrugas de la fibra capilar. Su secreto es la reconstrucción de las fibras con productos especializados en lugar de toxina botulínica.

Sobre la diferenciación de ambos usos, la bióloga Mariana Lima alerta sobre el uso de botox en procedimientos faciales: “Por ser una toxina, es preciso que sea aplicada por un médico. La toxina botulínica es elaborada por una bacteria que a pesar de ser más producida como producto cosmético, también tiene fines medicinales, como en el tratamiento de estrabismo, problemas urinarios, problemas de contracción involuntaria del músculo. Hay que tener cuidado al usar esa sustancia”.

¿Cómo funciona el botox capilar?
El tratamiento sella la cutícula y repone la masa perdida en las fibras debido a los efectos negativos causados por el sol y la contaminación. Con ese revestimiento, la raíz y las puntas quedan con el mismo espesor, eliminando las puntas partidas, las fibras despeinadas y el volumen.

El botox capilar debe ser realizado en un salón de belleza por un profesional calificado. El proceso de aplicación varía entre una hora y una hora y media, y es finalizado con cepillado y plancha para una mejor fijación del producto. El efecto dura aproximadamente tres meses, dependiendo de la cantidad de veces que se lave el pelo.

¿Botox capilar y “plástica del cabello”?
La técnica de reposición y cauterización capilar de la queratina también recupera el cabello. Los dos tratamientos tratan y mejoran el aspecto externo del pelo, pero la queratina tiene menor duración porque a pesar de actuar en la hebra desde la superficie hasta el interior, pues el producto no cierra la cutícula del cabello. Por eso cada vez que se lavan el pelo se pierde un poco de la queratina aplicada. Por su parte el botox sí es capaz de sellar la cutícula del cabello. De esta manera le producto queda “preso” en el interior de la hebra cerca de tres meses, que es cuando ocurre un desgaste natural.

Fuente: Get The Look